Contáctanos

Utiliza el formulario a tu derecha para ponerte en contacto 

con nosotros. 

Si deseas distribuir nuestro producto al por mayor para venta local o internacional también queremos escuchar de ti.

 

LiquiVape E Juice Company

La Independencia y Pasaje A #7150 Pusuqui.

EC 170177

Quito - Ecuador

Phone: +593 999230092

         

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

LVMAGAZINE HEADER.jpg

LV Magazine

Blog de LiquiVape E Juice Company sobre cigarrillos electrónicos, esencias, líquidos, mods, accesorios.

Filtering by Tag: cigarrillos electrónicos industria

El futuro del cigarrillo electrónico

Martin Endara

holding question mark _1.jpg

 

Muchas veces he leído comentarios en grupos de vapeo hablando sobre como la guerra contra el cigarrillo se encuentra en auge en las trincheras. Sin embargo hay muchos factores que estos apasionados y entusiastas vapeadores no están tomando en cuenta. Esta no es una guerra de únicamente dos bandos. La verdad es que cuando hay mucho dinero de por medio, existen varios actores con intereses particulares.

Si algo está claro, es que el cigarrillo electrónico es y ha sido el agente de cambio más poderoso de la historia en la lucha contra el tabaco pero existen varios temas por discutir y aclarar. La mayoría de los vapeadores solo defienden un estilo de vida, su libertad de elegir y se entusiasman por aparatos, resistencias y nuevos sabores pero poco o nada aportan en materia política y regulatoria que es en realidad lo único que define el futuro del cigarrillo electrónico.

Para conocer mejor el panorama, voy a hablar brevemente de quienes tienen las cartas sobre la mesa en esta "soirée"

Tabacaleras

El malo de la película y con justa razón. Siguen pagando caro por planteamientos y afirmaciones totalmente erróneas que realizaron hace varias décadas. Sin embargo, los gigantes apuestan por métodos seguros de entrega de nicotina en la actualidad con vaporizadores como el Iqos o incluso con cigarrillos electrónicos. En la mayoría de las tabacaleras existe ya un plan para dejar de vender cigarrillos al mediano plazo, pero hay que comprender que mientras exista demanda, habrá quien ofrezca el producto. En otras palabras, mientras hayan consumidores, habrán cigarrillos.

Farmacéuticas

Tienen "buena" fama ya que producen medicamentos para diversos padecimientos. Sin embargo son los mayores actores en la campaña de desprestigio contra el cigarrillo electrónico. ¿Por qué? sencillo, por dinero.

Las farmacéuticas invierten grandes cantidades de dinero en investigación para terapias para dejar de fumar como chicles, parches o pastillas como Chantix y no desean que su negocio vaya en picada. 

Ustedes se preguntarán, Si el cigarrillo electrónico ofrece una alternativa viable y mucho menos dañina que el tabaco, ¿Por qué no está siendo apoyada? En un mundo ideal lo sería, pero lamentablemente cada uno cuida sus intereses y muchas veces la salud pública es una utopía.

El tema es que ninguna oferta farmacéutica es más efectiva que el cigarrillo electrónico debido a que fumar no es solamente una adicción a la nicotina si no, una fijación oral, el inhalar y exhalar es parte de todo un ritual de ansiedad que no influye únicamente en un tema de nicotina. De hecho existen muchas personas que han dejado de fumar con cigarrillos electrónicos sin nicotina.

La verdad es que al momento, el cigarrillo electrónico sigue ofreciendo el mejor ratio de éxito para dejar de fumar por encima de cualquier otra terapia de sustitución. 

 

Ecigs

Los cigarrillos electrónicos como industria tiene millones de actores, desde productores de esencias, productores de tecnología (vaporizadores, atomizadores etc.) hasta comerciantes. Sin embargo, es una industria de billones de dólares pero claramente dispersa y sin un verdadero peso en una sola voz para obtener un trato justo, equitativo y reconocimiento.

 

Gobierno

El principal beneficiado en los altos impuestos a los cigarrillos son los gobiernos. La recaudación por esta partida arroja montos considerables. Al mismo tiempo, los gobiernos son conscientes del daño ocasionado a la población y lo más sensato entonces es, seguir obteniendo dinero de los impuestos, defender una imagen pública saludable al apoyar alternativas ofrecidas por las farmacéuticas ( que a su vez, colaboran con los gobiernos monetariamente) y todo sigue tal y cual lo conocemos.

Ya que la industria del cigarrillo electrónico es enorme en sumatoria pero no en individuos, los gobiernos no pueden arremeter con carga impositiva a esta industria (todavía).

 

¿Hacia dónde vamos y que es lo que debe suceder?

Quienes formamos parte de la industria del cigarrillo electrónico debemos apoyar que exista una regularización que garantice que únicamente materias primas seguras de grado farmacéutico y de la mejor calidad sean utilizadas, junto con procesos adecuados de manufactura, almacenamiento, manejo adecuado de sustancias, prohibición de venta a menores etc.

En otras palabras, reglas claras.

El modelo a seguir es el Reino Unido que apoya, receta y proporciona a través de su sistema de salud pública, cigarrillos electrónicos a fumadores para que logren dejar con éxito de fumar.

Nuevamente esta decisión es sencilla de comprender. En un sistema de salud pública inclusivo como el británico, es más barato ofrecer cigarrillos electrónicos, que seguir cargando a cuestas el costo de los miles de enfermos con diferentes padecimientos por causa del tabaco.

Para lograr todo esto, fue necesaria una regulación.

En este último punto contamos con un aliado fuerte que busca exactamente lo mismo. Este aliado son las tabacaleras. Hay veces que uno debe apoyarse en el adversario para lograr un fin común y posteriormente en un libre mercado simplemente competir. Claro está que quienes estamos en cigarrillos electrónicos no podemos competir en igualdad de condiciones con las tabacaleras pero hacer lo correcto garantiza estabilidad a largo plazo y un espacio en el mercado de acuerdo a las posibilidades de cada uno.

De igual manera es importante que exista un frente unido por los cigarrillos electrónicos y no únicamente artesanos de garaje. 

Eventualmente el cigarrillo electrónico tendrá una carga impositiva porque así son las reglas del juego pero todo es negociable si existe un frente.

Como diría Sun Tzu en el arte de la guerra: 

"En el medio del caos, también existen oportunidades" y para quienes vapean, existe LiquiVape

 

 

 

 

Cigarrillos electrónicos: La guerra de las patentes

Martin Endara

El inventor del cigarrillo electrónico Hon Lik

El inventor del cigarrillo electrónico Hon Lik

Normalmente mostramos mayor interés en leer artículos sobre temas que nos interesan. Es simple naturaleza humana. En mi caso además de ser un usuario de cigarrillos electrónicos soy profesor de maestría en una escuela de negocios y siempre disfruto de un buen caso, historia corporativa o comprender lo que sucede en una industria. Considero pues, que esto nos ayuda a mirar los productos y servicios que consumimos con una nueva perspectiva, comprender quienes son los actores y que es lo que está en juego.

La guerra de las patentes...

La tabacalera británica "Imperial Tobacco" se encuentra peleando una batalla de patentes con los dos productores de cigarrillos electrónicos más grandes de los Estados Unidos. Altria y R.J. Reynolds tras adquirir la unidad de cigarrillos electrónicos de la compañía Dragonite International con base en Hong Kong por 75 millones de dólares, la cual cuenta con las patentes originales del inventor del cigarrillo electrónico, el farmacéutico inventor chino Hon Lik.

La transacción sucedió en Noviembre del 2013 y la tabacalera inició la persecución a todas las empresas Estadounidenses que de alguna manera infringían las patentes adquiridas. Simplemente porque hay países donde es más sencillo llevar a cabo estas tareas. Obviamente la tabacalera necesita monetizar el desembolso por esas patentes y para ponerlo de forma sencilla, simplemente son cobradores de cartera vencida.

En 2003 cuando Hon Lik inventó el cigarrillo electrónico después de un año de investigación y prototipos, lo presentó a sus empleadores en Golden Dragon Holdings. El potencial enorme del producto no solo produjo que Hon Lik se convierta en accionista de la empresa para el año 2006, si no también, que la misma cambie su nombre a Ruyan que en chino significa "Como el humo".

La empresa tuvo tanto éxito que no podía suplir la demanda. Las tabacaleras chinas comenzaron con una guerra de rumores y desprestigio ante la nueva amenaza. El comienzo de la desinformación que existe hoy en día y de las barreras impuestas por intereses económicos y políticos ante el que según muchos expertos, es el invento de salud pública del siglo.

La industria del tabaco en China equivale a 1.1 trillones de Yuan al año, es decir, 164.7 billones de dólares. Lo suficiente para poner en marcha un sin número de obstáculos.

El potencial del cigarrillo electrónico produjo oferta de muchos competidores que utilizaron los diseños originales del inventor sin pagar un solo centavo por ellas. Hon Lik demandó a varios de estos competidores con arreglos que terminaron en las cortes. Sin embargo, era imposible inciar acciones legales contra todas ellas. Es por esta razón y cansado de litigios que el inventor decidió vender a Fontem Ventures (división de Imperial Tobacco).

Inmediatamente comenzaron las demandas a docenas de compañías más pequeñas como Njoy, Vapor Corp. Entre otras que simplemente  no podían contra la presión y terminaron nuevamente con arreglos en la corte compensando a la nueva propietaria de las patentes.

La guerra continua y esta vez, la tabacalera arremete contra los jugadores más fuertes de la industria de los cigarrillos electrónicos. La diferencia es que estos últimos, no se intimidan tan fácilmente y cuentan con los recursos para lidiar batallas legales de larga duración alegando que las nuevas patentes que ellos ostentan son simplemente combinaciones de viejas ideas que no encuentran el estándar legal de innovación. 

Al parecer no se encuentran muy preocupados ya que las patentes de Hon Lik al día de hoy son anticuadas pero la clave del asunto no para la tabacalera el ganar la guerra si no en obtener un arreglo substancioso (lo cual es muy posible) para que toda la inversión en las patentes de un producto que simplemente no les interesa, haya valido la pena generando un exhorbitante retorno sobre su inversión.

Estrategias corporativas que pueden tener un impacto letal sobre la aceptación de un producto que puede salvar millones de vidas.

Existen muchos más factores y jugadores en esta historia que todavía sigue su desarrollo. No quiero ni siquiera entrar en la parte política y todos los intereses que existen en juego. Pero al menos con este pequeño fragmento  simplificado, podrás entender con más claridad la cruda verdad. Dónde manda don dinero, la vida de otros pasa a segundo plano.

Toda causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa.

Nuestra tienda en línea www.liquivapejuice.com