Contáctanos

Utiliza el formulario a tu derecha para ponerte en contacto 

con nosotros. 

Si deseas distribuir nuestro producto al por mayor para venta local o internacional también queremos escuchar de ti.

 

LiquiVape E Juice Company

La Independencia y Pasaje A #7150 Pusuqui.

EC 170177

Quito - Ecuador

Phone: +593 999230092

         

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

LVMAGAZINE HEADER.jpg

LV Magazine

Blog de LiquiVape E Juice Company sobre cigarrillos electrónicos, esencias, líquidos, mods, accesorios.

Filtering by Tag: noticias

La prohibición de sabores para vapeo podría costarle la reelección a Donald Trump

Martin Endara

Tomado del artículo de  Paul Blair (   @gopaulblair   ) The Washington Examiner

Tomado del artículo de Paul Blair (@gopaulblair) The Washington Examiner


En un golpe impactante al sentido común y al bienestar de millones de personas, el presidente Trump anunció el miércoles que su administración avanzaría en las reglas para prohibir la venta de todos los cigarrillos electrónicos con sabor. Este movimiento equivocado matará a más de 10,000 pequeñas empresas, eliminará casi 90,000 empleos y obligará a millones de adultos que usan cigarrillos electrónicos a reducir y eliminar su dependencia de cigarrillos dañinos para buscar productos de vapeo en el mercado negro no regulado o volver a fumar. Aún más, esta marcha hacia la prohibición hará un daño irreparable a la coalición que necesitan los republicanos para asegurar la victoria en 2020. Basándose únicamente en la salud pública, limitar la capacidad de los adultos para acceder a alternativas de riesgo reducido y probadamente eficaces a los cigarrillos es un asalto injusto a la libertad del consumidor. El consenso científico global es que cuando un adulto consume nicotina en lugar de fumar un cigarrillo para obtener nicotina, el cigarrillo electrónico disponible en el mercado reduce el daño asociado con fumar al menos en un 95%. Sin combustión, no hay alquitrán. Fumar es mortal debido al subproducto de encender algo en llamas. Incluso escépticos como el ex comisionado de la FDA Scott Gottlieb y el actual director del Centro de Productos de Tabaco Mitch Zeller están de acuerdo con esta evaluación sobre el beneficio potencial para la salud de los adultos que hacen el cambio.


Si bien la evidencia sobre el beneficio neto para la salud pública de vapear sobre fumar para los 34 millones de fumadores adultos de los Estados Unidos es abrumadora, una avalancha de ataques orquestados contra la industria del vapeo ha convencido a algunas personas de que vapear es lo más peligroso conocido por el hombre. Sin embargo, en todo el debate se pierde la cuestión de qué es exactamente lo que la gente está vapeando. De las seis muertes recientes atribuidas al vapeo, las muertes múltiples involucraron cannabis callejero ilícito, THC y aceites desconocidos obtenidos en el mercado negro. Culpar a "vapear" por el uso que hace una persona del líquido callejero de marihuana obtenido ilegalmente es como culpar a los peligros de "conducir" por el consumo de una persona de 10 bebidas que encontraron detrás del contenedor de basura de un bar antes de ponerse al volante de un automóvil e ir a la tienda. Este nuevo "flagelo" y la "epidemia" de vapeo se describen mejor como un pánico moral mal informado. Si la administración Trump tiene preocupaciones genuinas sobre los efectos del cannabis no regulado, el THC y el mercado de la marihuana en la salud, puede comenzar un esfuerzo de cabildeo para reclasificar y regular los productos como algo más que sustancias de la Lista I a nivel federal. Sin embargo, si imponen una prohibición a los cigarrillos electrónicos con sabor y nicotina, deberían saber que están amenazando a un electorado político potencialmente poderoso.


La prohibición de los cigarrillos electrónicos con sabor podría costarle a Trump un segundo mandato. Los datos del censo y un análisis estado por estado de la prevalencia del vapeo en adultos publicado en Annals of American Medicine en 2016 sugieren que los vapeadores votan y podrían amenazar con descarrilar la campaña de reelección de Trump. Los votantes en un máximo de 12 estados con una población adulta de 79 millones determinarán el resultado de las elecciones presidenciales del próximo año. Estos estados incluyen Florida, Pennsylvania, Ohio, Michigan, Carolina del Norte, Wisconsin, Georgia, Minnesota, New Hampshire, Maine, Arizona y Nevada. Según los datos de la encuesta financiada por la FDA disponibles más recientemente, 4.15 millones de adultos en estos estados usan cigarrillos electrónicos. En 2016, votó el 61,4% de la población en edad de votar. Si esa cifra se cumpliera en 2020, aproximadamente 2.55 millones de adultos que vapearían votarían en estos importantes estados de campo de batalla. Trump ganó Michigan por menos de 11,000 votos en 2016, donde hay 422,000 vapers adultos. Estos números asombrosos se desarrollan en Florida donde Trump ganó por 112,911 votos (con más de 904,000 vapers), Wisconsin donde Trump ganó por 22,748 votos (con al menos 267,000 vapers), Minnesota donde Clinton ganó por 44,765 votos (más de 172,000 vapers) y Pennsylvania donde Trump ganó por 44.292 votos (más de 450,000 vapers).


No es difícil ver cómo este electorado de vapeo bien organizado podría cambiar el resultado del Colegio Electoral de una manera u otra. Las encuestas nacionales internas realizadas en parte por estadounidenses para la reforma fiscal en octubre de 2016, solo cinco meses después de que el gobierno de Obama anunciara su propia línea de tiempo para una prohibición de facto de los cigarrillos electrónicos, descubrieron que 4 de cada 5 problemas de votación de vapeadores adultos era donde un político se puso de pie sobre el tema de gravar, regular y prohibir los cigarrillos electrónicos. No solo hay un número significativo de vapers en importantes estados de campo de batalla, sino que la mayoría de estos consumidores son votantes sobre la base de preservar el acceso a los cigarrillos electrónicos por encima de todas las demás cuestiones políticas y políticas que tienen ante sí. 2020 no sería la primera vez que los vapers se organicen para apoyar o derrotar a un candidato para un cargo electivo. Solo pregúntele al senador republicano Ron Johnson, quien atribuye parte de su victoria posterior en 2016 (cuando ni una sola encuesta lo mostró ganador), al vapeo, que él apoyó firmemente como un derecho para los adultos en Wisconsin. Superó a Trump por 70,000 votos en todo el estado. También puede preguntarle al ex fiscal general de Indiana, Greg Zoeller, que ni siquiera pudo lograr colocarse primero o segundo en una primaria republicana del Congreso en 2016 después de impulsar aumentos de impuestos en los cigarrillos electrónicos en el estado. También podría comunicarse con una de las primeras víctimas políticas del vapeo, la representante demócrata Liz Thomson, quien fue expulsada del cargo por los votantes en 2014 después de impulsar nuevos impuestos sobre los productos. Fue derrotada por solo 374 votos ese año. Capitular ante las demandas de activistas multimillonarios liberales contra el vapeo como Michael Bloomberg es una mala mirada para Trump, uno de los presidentes desreguladores más exitosos de la historia. En lugar de culpar a los vapeadores por los daños asociados con los productos ilícitos obtenidos en la calle, Trump debería aprovechar el potencial de reducción de daños de los cigarrillos electrónicos para salvar la vida de millones de fumadores adultos. Sus perspectivas de reelección pueden depender de ello.

Juul y su campaña para fumadores adultos

Martin Endara

Credit: Juul/Inc.

Credit: Juul/Inc.

Juul decide apostar por todo lo alto con una inversión de 10 millones de dólares para una campaña publicitaria en televisión para los Estados Unidos, orientada exclusivamente para adultos fumadores con el slogan de campaña “Make the switch” Haz el cambio.

La campaña además es multimedios, es decir, también aparecerá en redes sociales, radio y prensa sumando en total una inversión de 20 millones de dólares.

La compañía Juul que se dedica a la elaboración y comercialización de sistemas cerrados para sales de nicotina se ha encontrado en la mira de grupos anti-vapeo gracias a su éxito. Un poderoso grupo de madres de familia de la ciudad de Nueva York por ejemplo han decidido dar guerra al fabricante de la alternativa de riesgo reducido aduciendo la fascinación en adolescentes por el dispositivo.

De igual manera, la compañía captó la atención del gigante grupo tabacalero Altria, quienes acaban de invertir 12.8 billones de dólares en el 35% de las acciones de Juul.

De esta manera, la valoración de mercado de la compañía alcanza $38 billones de dólares lo que convierte a la compañía Juul Labs en la segunda empresa privada de mayor valoración en los Estados Unidos después de Uber. Así es señores, la segunda empresa privada más valiosa del gigante del norte, es una compañía de vapeo.

El negocio es redondo. Con esta negociación, Juul accede a 140,000 nuevos puntos de venta junto a las marcas de cigarrillos de Altria. Además las marcas actuales de la tabacalera en materia de vapeo como MarkTen y Greensmoke dejarán de comercializarse y publicidad de Juul se verá impresa en cada cajetilla de cigarrillos junto a las advertencias sanitarias.

Una vez más, y no es sorpresa, La industria privada se adelanta a la burocracia de las entidades sanitarias y la OMS para intentar masificar las alternativas de riesgo reducido a los adultos fumadores y por eso, simplemente no queda más que sacarse el sombrero.

A continuación, uno de los comerciales de esta campaña:


La campaña publicitaria de Juul tiene un tinte serio, sobrio y adulto tal y cual era la idea desde el inicio de su concepción. Sin embargo, tiene ese aire peculiar a tabacalera en su mensaje. Ese en el cual se debe pasar primero por un ejército de abogados antes de escribir una sola palabra en el guión. Es comprensible, el radar los tiene fijados, sin embargo se pierde la socialización y aceptación del vapeo por el común de los mortales como nosotros. Esa sensación de pertenencia, de haber adoptado u producido para una industria que salva vidas, creada por el ciudadano común para el ciudadano común.

Y es que el vapeo nunca fue cuestión de empresas grandes, si no, algo mucho pero mucho más personal.

Llámenme nostálgico. Quizá estén de acuerdo conmigo. Pero de todas formas, estamos viendo el inicio del corporativo multinacional del vapor.